Los tratamientos son riesgosos?

Los riesgos de los tratamientos tienen que ver básicamente con la hiperestimulación ovárica y los embarazos múltiples.

En el caso de la hiperestimulación ovárica, esta puede prevenirse realizando una evaluación previa de la reserva ovárica de la paciente e indicando la dosis adecuado de medicación para estimular sus ovarios. Las pacientes más propensas a esta situación suelen ser pacientes jóvenes y/o con poliquistosis ovárica.

Los embarazos múltiples pueden evitarse en los tratamientos de baja complejidad, realizando una estimulación ovárica controlada, es decir, que el médico debe evaluar la cantidad de folículos maduros presentes previo a la inseminación o a las relaciones programadas,  y en los casos de los tratamientos de alta complejidad se sugiere limitar la transferencia de embriones a un máximo de dos.

En los tratamientos de alta complejidad, en donde se punzan los ovarios, pueden presentarse complicaciones como sangrado abdominal o infecciones, aunque estas situaciones son muy infrecuentes.